Pan de Muerto

Pan de muerto

Es una tradición desde hace varios siglos en México celebrar el 1 y 2 de noviembre el Día de Muertos y para tal celebración acostumbramos hacer un pan muy especial llamado: pan de muerto, hecho de harina de trigo, huevo, levadura, mantequilla y esencia de azahar.  La existencia de este pan se remota desde tiempos prehispánicos, cuando se acostumbraba hacer sacrificios humanos y a la llegada de los españoles.  Es un pan redondo que tiene como seña especial unos adornos, de la misma masa, en la parte superior, colocados a manera de cruz, señalando los 4 puntos cardinales,  en forma de huesos o lágrimas y al centro lleva una esfera, igual de la misma masa, llamada craneo.

Este pan, además, no puede faltar en las ofrendas y altares del Día de Muertos.

Tiempo de preparación 40 minutos

Tiempo de reposo: 1 hr 20 min

Tiempo de horno: 30 minutos

Rinde: 2 panes de 500 gr c/u

Ingredientes:

Para la siembra ó prefermeto:

1/2 cucharada de harina

1/2 cucharada de azúcar

11 gr de levadura en polvo (1 sobre)

30 ml (1/4 de taza) de agua tibia

Para la masa:

500 gr de harina de trigo cernida

50 gr de leche en polvo

1 pizca de sal

1 limón, ralladura

1 naranja, ralladura

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

1/2 cucharadita de jugo de limón

1 cucharadita de esencia de azahar

120 gr de azúcar

4 huevos

150 gr de mantequilla a temperatura ambiente

50 gr de mantequilla derretida para barnizar

  1. Mezclar los ingredientes de la siembra o prefermento para hidratar la levadura y dejar reposar por 30 minutos a que doble su volumen.

  2. Mezclar en un tazón huevos, azúcar, esencias y ralladura y apartar.

  3. Mezclar en otro tazón harina, leche en polvo y sal.

  4. Añadir a la mezcla de harina el huevo con el azúcar y las esencias y comenzar a amasar, con el gancho, si lo haces en batidora tipo Kitchen Aid, a velocidad media, hasta que se incorpore todo.

  5. Añadir la siembra ó prefermento y por último la mantequilla poco a poco, seguir amasando por unos 20 minutos en la batidora, si lo haces a mano, hasta que se desprenda de la mesa y ya no se pegue, debe quedar una masa uniforme, elástica y brillosa.

  6. Una vez que está lista la masa, separar 200 gr de la masa para formar los huesos y el craneo, ponerlos en un tazón aparte y meterlos al congelador por 20 minutos.

  7. Preparar un tazón con un poco de aceite y colocar la masa, taparla con plástico autoadherible y dejar reposar por unos 40 – 50 minutos a que doble su volumen, esto lo podemos hacer calentando apenas el horno unos 2 minutos para que tenga una temperatura de unos 26ºC.

  8. Aparte, sacar la masa de los huesos del congelador y dividir en 3 partes y formar los huesos, volver a meter al congelador.

  9. Una vez que dobló su volumen la masa, dividirla y formar los panes a manera de bola, ponerlos sobre una charola para hornear previamente engrasada y enharinada, pegar los huesos con un poco de agua y dejar reposar nuevamente unos 30-40 minutos a que doblen su volumen.

  10. Hornear a 160ºC por 30 minutos o hasta que doren al gusto.

  11. Barnizar los panes con la mantequilla derretida.

  12. Espolvorear con azúcar y listo!!

.

Te invito a que intentes esta deliciosa receta y me cuentes como te quedó. 

Si la haces toma una foto, súbela a tu red social favorita (FB ó Instagram) y  etiquetame como #rosiqui, me encantará ver tus creaciones.

 

¿Quieres aprender más recetas?

Te invito a que cocines conmigo en mi próximo taller

 ó

Adquiere cualquiera de mis ebooks (recetarios digitales)

Recuerda que puedes dejar tus comentarios y opiniones aquí, me encanta leerlos.

 

Hasta la próxima!!

Rosiqui

 

pan de muerto 3

Visita a Panificadora y Pastelería LeCaroz

LeCaroz feb'13

Enriquecedora experiencia con mis alumnos del grupo sabatino de Pasteles Básicos visitando LeCaroz, Coyoacán.   Durante la visita tuvimos oportunidad de ver la elaboración de algunos panes como chapatas, bolillos, bollos, cuernitos así como de gelatinas con frutas y decoración de pasteles infantiles y pasteles con frutas, también los pasteleros nos invitaron hacer algo de decoración con chocolate … gracias a todo el personal por su amabilidad y especialmente a mi alumna Ana por conseguirnos la visita.

Un mundo fascinante llamado “Pan”

Pan

Hacer pan en casa puede parecer hoy algo antiguo y rústico, o bien una actividad novedosa y creativa. Lo cierto es que s ambas cosas a la vez, y aún más.
Amasar pan es conectarse con lo más puro de la vida, ya que éste fue el primer alimento del ser humano cuando se asomó a la civilización y sigue siendo el nutriente más completo.

Para que un pan esté bien hecho debe cumplir con algunos requisitos. Que su sabor sea rico es esencial, pero también que haya desarrollado un buen volumen, que su miga sea esponjosa y su corteza pareja y que cuente con un aspecto y color atractivos.

Los ingredientes protagónicos de todo pan son: harina de trigo, levadura, agua y sal.

La mayor parte de los panes requiere como ingrediente secundario alguna materia grasa que añade sabor y suavidad.

Entre los ingredientes enriquecedores estaán el azúcar, la leche y los huevos. El azúcar alimenta la levadura, da más aire o gas a la masa y color a la corteza. La leche otorga suavidad color a la corteza y blancura a la masa, realza su sabor y humedad, lo que ayuda a que el pan se conserve mejor. Los huevos ayudan a retener el gas y la humedad al coagular con la coción.

4 condiciones para lograr un buen pan:
– Comprender el rol de los ingredientes básicos y el proceso químico que desencadenan para formar el pan.
– Pesar los ingredientes con precisión.
– Darle importancia al amasado y al levado.
– Respetar los tiempos que necesita el pan.